Propuestas integradas (experiencia en Santa Cruz)

Todos tienen oportunidad de aprender y de ayudar a los demás. Taller de Braille y de comunicación popular en la Alcaidía.

En el marco del Programa Colegios Abiertos (CABI) implementados para la modalidad en contextos de encierro comenzaron a desarrollarse estas dos nuevas propuestas con el objeto de promover el aprendizaje en el Abecedario Braille a los alumnos de la Alcaidía Zona Sur de Río Gallegos.
Este dispositivo es  implementado por el Consejo Provincial de Educación a través del área de Infancia y Juventud, la Dirección General de Adultos y la Coordinación Provincial de la educación en contextos de encierro.
El taller de Braille está a cargo de la riogalleguense Ximena Contreras, de 26 años de edad, licenciada en Deficiencias Visuales obtenido en Catamarca. El grupo de personas procesadas en la Alcaidía trabaja en el conocimiento y práctica del lenguaje escrito para quienes tienen ceguera total o casi completa. El objetivo de esta modalidad es el de generar un dispositivo hábil y útil para la elaboración de materiales específicos, textos, folletos y demás elementos para la campaña de prevención en adicciones, como también tiene previsto la escritura de libros, en un principio, de cuentos infantiles.
Conjuntamente, en este proyecto, se integran los Talleres de Promoción de Salud, Radio y Comunicación Popular.

TALLER DE BRAILLE

“El Periódico Austral” entrevistó a Ximena Contreras que nos explica “estamos funcionando una vez por semana, los jueves a la tarde. Estamos en los inicios. Los alumnos están empezando a conocer este lenguaje tan particular. Al principio les resulta raro y extraño, pues ellos están acostumbrados al vocabulario de los videntes, pero a medida que van avanzando en la comprensión, se entusiasman mucho”.
Ante la pregunta sobre su experiencia en la enseñanza, especial por desarrollarse en un contexto particular, nos dice “me recibí hace cuatro años en Catamarca y trabajé en la cárcel provincial. Allí estuve un poco más de 3 años. Fue mi aprendizaje que reafirmó mi vocación de trabajar con personas en situación de encierro”.
Con respecto a la concurrencia de los alumnos nos informa que el taller es optativo y abierto, es decir que ellos no están obligados ni siquiera judicialmente. “Vienen por propia voluntad. Al principio por curiosidad pero, como dije antes, a medida que avanzan en el conocimiento y práctica del Braille, se entusiasman. Aprenden rápidamente y con alegría” afirma sonriente Ximena.
Sobre el funcionamiento del taller, nos informa que “está compuesto por alumnos de diferentes edades, prevaleciendo los jóvenes. Por cuestiones institucionales están separados los hombres de las mujeres. Yo estoy trabajando con varones. Al inicio del taller, hace ya unas semanas, les di los contenidos, es decir para qué hacemos lo que hacemos, cómo lo hacemos y luego entrego los elementos, como ser la pizarra, el punzón y las hojas para trabajar”.
“Algunos alumnos” comenta Ximena “sienten, porque así lo expresaron en el taller, que este trabajo con pizarras, cajetines (compartimento en que está dividida la plantilla y que aloja un carácter), destinado a no videntes, funciona como una igualación, pues los ciegos, de alguna manera, están segregados socialmente y ellos también, aunque por distintas razones. Además lo viven como reparación al daño causado con su conducta”.
“Es importante recalcar que este esfuerzo que hacemos desde el lugar de Colegios Abiertos lo podemos hacer por el apoyo y asistencia del personal de la Alcaidía que posibilitan que el taller rinda sus frutos”, comenta Ximena al término de la entrevista.

¿QUÉ ES EL BRAILLE?

El braille es un sistema binario de lectura y escritura táctil para personas ciegas. Ideado por el francés Louis Braille a mediados del siglo XIX, que se quedó ciego por un accidente. El director de la escuela de ciegos y sordos de París le pidió que probara un sistema de lecto-escritura táctil creado por Charles Barbier, un militar, para transmitir órdenes a la avanzada sin delatar la posición durante las noches. Louis Braille descubrió al cabo de un tiempo que el sistema era válido y lo reinventó utilizando un sistema de 8 puntos, luego lo simplificó adoptando celdas de 6 puntos en relieve, organizados como una matriz de 3 filas por 2 columnas, que se numeran de arriba a abajo y de izquierda a derecha.

Fuente: aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s