El 80 por ciento de los internos consume drogas

Lo reveló el director de la cárcel de Rawson.
El 80% de la población carcelaria de la Unidad Penitenciaria Nº 6 de Rawson tiene problemas de adicciones, fundamentalmente vinculados al uso de psicofármacos. El dato fue confirmado por el prefecto Luis Rogiolo, director de ese establecimiento carcelario federal.

El responsable participó ayer de un acto organizado por la Prefectura Naval y allí explicó que personal del Servicio Penitenciario se encuentra participando de un curso destinado a quienes se desempeñan en el sector de recuperación de drogodependientes. También se suman a esa capacitación los que participan de una tarea socializadora, e incluso personal de la Provincia que manifestó su interés a través de la Secretaría de Políticas Penitenciarias.

La capacitación, que termina mañana, fue realizada por un total de 30 efectivos del Servicio Penitenciario. Pero comparativamente el número de la problemática es muy superior: sobre una población que supera los 460 internos, el 80 por ciento está inmerso en las adicciones.

Rogiolo explicó que “tenemos un tratamiento para los internos a todos los que tengan problemas de adicciones” pero refiere que esta problemática afecta “al 80 por ciento de la población carcelaria”. En este sentido agregó que “la mayoría de los internos si no lo consumen, han consumido en algún momento”, al tiempo que explicó el porcentaje estimado y detalla que el principal problema que esto genera dentro de la vida carcelaria es el uso de psicofármacos. Con la realización del curso prevén dar un tratamiento más profesionalizado a quienes están en contacto con los internos afectados a esta problemática con el objetivo de recuperarlos.

Espiasse, en espera

En otro orden de cosas, el jefe de la Unidad 6 capitalina explicó que el último traslado de Martín Espiasse a la cárcel de Ezeiza, ya estaba programado antes de su vuelta a Chubut. El líder de la banda que protagonizó el asalto al cajero en Rawson, donde murieron dos policías, tendrá lugar fijo de detención recién después de ser condenado.

“Nosotros cuando lo trasladamos a Neuquén fue por un pedido de la propia Unidad por problemas que generaba el interno. Vino de Neuquén para comparecer ante el Juzgado y una vez que cumplió el trámite volvió a ser trasladado”, explicó.

Atento a que no podía ser regresado a la Unidad 9 donde protagonizó motines, se le designó un nuevo lugar de alojamiento en la unidad de Ezeiza. Pero ese tampoco será el destino final del peligroso delincuente sino que “permanecerá allí hasta que sea condenado. Una vez que sea así será reubicado de acuerdo a su perfil criminológico”.

Máxima peligrosidad

Al hablar del perfil criminológico de Espiasse, el director de la Unidad 6 afirmó que se trata de “un preso de extrema peligrosidad”. Según detalló, “es un interno que ha protagonizado varios hechos de violencia, el tipo de delito y el apoyo con el que contaba lo definen como un interno altamente peligroso”. Cabe recordar que las cárceles de mayor seguridad del país son la Unidad 6, la 7 y la 9, todas de un mismo nivel de garantías. Sin embargo Espiasse en la Unidad neuquina protagonizó un violento motín que terminó con su nuevo traslado.

Según Rogiolo, para darle un alojamiento seguro y estable a este peligroso delincuente, desde el Servicio Penitenciario buscarán “conformar grupos homogéneos para garantizar del nivel de convivencia”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s