Artistas y ex alumnos realizaron una baldosa en homenaje al profesor Pío Soberano

“Pío Soberano era una persona merecedora de un homenaje así”, dijo sin titubeos Oscar Farias, uno de los referente del Movimiento por la Defensa de los Derechos Humanos de Junín. Ayer, en la escuela de arte “Xul Solar”, lugar que el profesor y militante conocía bien, se construyó la baldosa que será colocada en la puerta del Correo Argentino, lugar del que fue secuestrado el 24 de marzo de 1976.
Artistas, ex alumnos, docentes y militantes por los derechos humanos participaron de la construcción de la baldosa en homenaje a Rubén Pío Soberano. Fue un momento emotivo del que también fueron parte su mujer, Silvia, y su nieto Joaquín. La iniciativa parte del programa Barrios x Memoria y Justicia, nacido en las asambleas barriales del 2001.
En 2007, Soberano se convirtió en uno de los principales testigos de la causa por los crímenes de lesa humanidad en Junín, que ya fue elevada a juicio por el juez federal Daniel Rafecas. “Siempre aportó a la justicia y su testimonio va a ser parte clave de los juicios”, dijo Farias.
“Consideramos con los compañeros de militancia que este homenaje a Pío era necesario, fue una persona que siempre estuvo comprometido sindicalmente (fue Secretario General de las 62 Organizaciones Peronistas), también en el gremio de correos, y desde la docencia fue un hombre comprometido con la democracia y los derechos humanos”, manifestó.
Del encuentro también participaron la directora de la escuela de arte, Roxana Guardia; el director de la Escuela Media Nº 8, Daniel Cano; militantes, alumnos y ex alumnos de la Xul Solar y de Soberano.

Ser detenido
el primer día

El 24 de marzo de 1976, el mismo día en que asumió el gobierno genocida comandado por Jorge Rafael Videla, Soberano fue detenido en la puerta del Correo Argentino, con la excusa de ser un sindicalista sin licencia gremial.
“Estuve 6 meses en la cárcel de San Nicolás. Fui secuestrado y estuve desaparecido por 45 días, cuando recién pude tomar contacto con mi familia. Compartí el cautiverio con el doctor Berdakin, Patricio Griffin, Carlos Lablunda, Pedro Lablunda -que es uno de los desaparecidos-, Carlos Alberti, José Ale, y muchos más. Habían dejado el pabellón 1 con todos presos políticos, seríamos más de 500 en un lugar para 200. Estábamos de a cuatro en celdas de 1,50 por 2. Estuvimos 45 días sin bañarnos, nos agarró sarna, hongos y demás cosas porque nos habían dado para taparnos las mantas con que tapaban a los caballos. Yo entré con más de 80 kilos y salí con 65”, relató Soberano para su pagina web (www.piosoberano.com.ar).

“Pío Soberano era una persona merecedora de un homenaje así”, dijo sin titubeos Oscar Farias, uno de los referente del Movimiento por la Defensa de los Derechos Humanos de Junín. Ayer, en la escuela de arte “Xul Solar”, lugar que el profesor y militante conocía bien, se construyó la baldosa que será colocada en la puerta del Correo Argentino, lugar del que fue secuestrado el 24 de marzo de 1976.
Artistas, ex alumnos, docentes y militantes por los derechos humanos participaron de la construcción de la baldosa en homenaje a Rubén Pío Soberano. Fue un momento emotivo del que también fueron parte su mujer, Silvia, y su nieto Joaquín. La iniciativa parte del programa Barrios x Memoria y Justicia, nacido en las asambleas barriales del 2001.
En 2007, Soberano se convirtió en uno de los principales testigos de la causa por los crímenes de lesa humanidad en Junín, que ya fue elevada a juicio por el juez federal Daniel Rafecas. “Siempre aportó a la justicia y su testimonio va a ser parte clave de los juicios”, dijo Farias.
“Consideramos con los compañeros de militancia que este homenaje a Pío era necesario, fue una persona que siempre estuvo comprometido sindicalmente (fue Secretario General de las 62 Organizaciones Peronistas), también en el gremio de correos, y desde la docencia fue un hombre comprometido con la democracia y los derechos humanos”, manifestó.
Del encuentro también participaron la directora de la escuela de arte, Roxana Guardia; el director de la Escuela Media Nº 8, Daniel Cano; militantes, alumnos y ex alumnos de la Xul Solar y de Soberano.

Ser detenido
el primer día

El 24 de marzo de 1976, el mismo día en que asumió el gobierno genocida comandado por Jorge Rafael Videla, Soberano fue detenido en la puerta del Correo Argentino, con la excusa de ser un sindicalista sin licencia gremial.
“Estuve 6 meses en la cárcel de San Nicolás. Fui secuestrado y estuve desaparecido por 45 días, cuando recién pude tomar contacto con mi familia. Compartí el cautiverio con el doctor Berdakin, Patricio Griffin, Carlos Lablunda, Pedro Lablunda -que es uno de los desaparecidos-, Carlos Alberti, José Ale, y muchos más. Habían dejado el pabellón 1 con todos presos políticos, seríamos más de 500 en un lugar para 200. Estábamos de a cuatro en celdas de 1,50 por 2. Estuvimos 45 días sin bañarnos, nos agarró sarna, hongos y demás cosas porque nos habían dado para taparnos las mantas con que tapaban a los caballos. Yo entré con más de 80 kilos y salí con 65”, relató Soberano para su pagina web (www.piosoberano.com.ar).

FUENTE

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s