Un tercio de la población penal cursa estudios

NEUQUÉN (AN)- Un total de 210 personas privadas de su libertad en toda la provincia están incorporadas a programas de enseñanza primaria, secundaria, universitaria y hasta por internet. Además un gran número de internos e internas participa en actividades de laborterapia y programas educativos para aprender un oficio. La mayoría está en la capital provincial, mientras que en algunas cárceles del interior el notorio el déficit de infraestructura impide a los internos realizar alguna actividad y los fuerza a pasar los días sin hacer nada.

Así se desprende de un informe que la dirección de Unidades de Detención elaboró a pedido del Tribunal Superior de Justicia, al que accedió “Río Negro”.

Los y las 210 personas que estudian representan aproximadamente un tercio del total de la población penal. El mayor número está en la Unidad 11 de Neuquén capital, la cárcel más grande de la provincia. De acuerdo con el informe, hay 50 inscriptos en educación básica y 70 en nivel medio. Otros 14 cursan estudios en la Universidad Nacional de Comahue, los cuales “son trasladados con las correspondientes autorizaciones del tribunal del que dependen y la debida custodia policial a las clases de consulta”.

Hay dos internos inscriptos en carreras universitarias con la modalidad a distancia, “por lo que reciben el material por internet y tienen acceso a un aula virtual”, añade el informe.

La cantidad de privados de su libertad que practican oficios es difícil de determinar, porque no están discriminados y cada uno puede hacer más de una actividad.

Señala el informe elevado al Tribunal que hay 83 inscriptos en talleres de horticultura, fruticultura, huerta, computación y carpintería, y 24 realizan actividades de granja como crianza de patos, gallinas ponedoras y conejos.

Hay 103 internos que participan en talleres de artesanía y manualidades, fabricación de muebles, herrería, entre otras. También hubo 20 alumnos de un curso de capacitación en construcción en seco, que se llevó adelante por un convenio firmado con la Uocra.

En proporción a la cantidad de internos, este es el panorama en varias unidades de detención de la provincia. Pero también hay algunas en las cuales la capacitación no se realiza.

Así por ejemplo, sobre la unidad 21 de Cutral Co el informe señala que “la única actividad viable es el taller de computación” que no se implementó porque no se otorgaron cargos docentes para el taller de informática. Y respecto de las actividades recreativas dice que “no se pueden realizar por la limitación edilicia”. Tampoco se otorgaron cargos docentes para realizar tareas en la Unidad 22 de Cutral Co, mientras que la 51 de Chos Malal directamente no se encuentra incorporada a la enseñanza oficial.

FUENTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s