Cooperativa Kbrones: la inclusión laboral como puente hacia la integración social

La cooperativa textil Kbrones nace en 2009 con el objetivo de brindar una respuesta a la necesidad de inserción laboral y social de personas con antecedentes penales. Está ubicada en el barrio de Barracas, en la ciudad de Buenos Aires y es la primera cooperativa conformada en contexto de encierro. El emprendimiento surgió de la mano de Marcelo Vargas y Julio Fuque, quienes inicialmente ofrecían productos de marroquinería, oficio que aprendieron mientras estaban privados de su libertad.

A través del programa Manos a la Obra del Ministerio de Desarrollo Social, recibieron el apoyo para comprar dos máquinas de coser, una recta pesada y otra poste, una rebanadora de cuero, e insumos necesarios para incrementar la producción. Además, el proyecto pudo constituirse en una cooperativa y obtener la matrícula del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES).

El empeño y esfuerzo que demostró el grupo de trabajadores para armar su emprendimiento, a pesar de todas las dificultades que debieron enfrentar en el contexto carcelario, llevó a que un psicólogo social los llamara amistosamente “cabrones”. El grupo se identificó con este nombre y llamó a la flamante cooperativa de esa manera.

Luego de que los integrantes de Kbrones recuperaran su libertad en 2009 y lograran mejorar la calidad de su producción, decidieron orientar el emprendimiento hacia el rubro textil y se trasladaron a Barracas.

Actualmente, confeccionan indumentaria de trabajo, camisas, pantalones y camperas. Su producción es de unas 2.500 prendas al mes. Tienen como principal cliente a la Línea Nº 29 de transportes. También producen para el programa Ropa para todos, de la Secretaría de Comercio Interior, iniciativa que será lanzada este 25 de mayo. Los diseños serán comercializados a precios populares en los principales supermercados y comercios: Coto, Jumbo, Disco, Wal Mart, Carrefour, Falabella, Coppel, Cooperativa Obrera; y progresivamente en otros locales de la Asociación de Supermercados Unidos.

En este marco, en un principio producirán indumentaria masculina que incluirá zapatos, zapatillas, pantalones, medias, remeras y camisas. Luego se sumarán las prendas para mujeres, diversificando aún más la producción.

Hoy trabajan en la cooperativa 18 personas, la mitad de ellas estuvo privada de su libertad, y la otra está conformada por costureros migrantes que trabajaban en talleres clandestinos. Kbrones colaboró en la regularización de la situación migratoria de estas personas, ayudándolos a conseguir los documentos. En cuanto a las personas detenidas, Kbrones se convirtió en su garante legal, obteniendo el permiso para que quienes estén por cumplir sus condenas, puedan trabajar en la cooperativa durante los días hábiles.

Por otra parte, a partir de la experiencia de Kbrones, se creó el programa Cooperativismo en Cárceles para trabajar con las iniciativas que se van conformando en las unidades carcelarias.

Además, el emprendimiento cumple un rol de tutelaje de otras cooperativas, lo cual tiene un efecto multiplicador, ya que ha dado origen a experiencias similares en distintos puntos del país. Por ejemplo, Red Grafica Cooperativa, que desarrolla talleres de serigrafía en los penales federales; y la Asociación Civil El Vértice, de Corrientes. También acompaña la conformación de 2 emprendimientos textiles en la Unidad 1.

A su vez, en el marco del programa Jugando construimos ciudadanía de la cartera social, Kbrones planificó la fabricación de juguetes didácticos en fibrofácil como el Tangram, el Dominó y juguetes de peluche con el propósito de lograr su producción en los talleres de las unidades penales, ya que, debido a las normas de seguridad, la maquinaria y las herramientas allí utilizadas deben ser mínimas.

De este modo, la articulación entre el Estado nacional, el sistema penitenciario y emprendimientos de la economía social como Kbrones, genera la posibilidad concreta de enfrentar la exclusión y la discriminación mediante la inserción laboral y social. A través del comercio justo y el consumo responsable se promueven cambios sociales y productivos que tienen como objetivo construir una economía inclusiva y justa para todos y todas.

FUENTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s